La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ordenó este martes la suspensión de todos los vuelos con el modelo 737 Max 8 del fabricante estadounidense Boeing por el accidente de este domingo en Etiopía, en el que murieron 157 personas.

La EASA afirma en un comunicado que, como "medida preventiva" y para "asegurar la seguridad de todos los pasajeros", se prohíbe volar a todas las aeronaves de este modelo -y de su hermano, el Max 9- en el espacio aéreo europeo a partir de las 19.00 GMT de este martes.

La decisión, que sigue a las prohibiciones de países como Reino Unido, Alemania, Francia y Holanda, afecta a todos los vuelos con origen y destino en el continente, así como a todas las rutas que surcan el espacio aéreo europeo. En España no hay aerolíneas nacionales que operen vuelos con este modelo de Boeing, aunque Air Europa tiene pendiente un pedido de 20 aparatos.

El problema es que en este momento hay varios aviones de este modelo en ruta por los cielos de Europa y algunos de ellos probablemente se verán obligados a desviarse.

 

Las acciones de Boeing bajaron este lunes un 5,33% en bolsa -aunque llegaron a caer un 12%-, con lo que su capitalización bursátil se redujo en casi 13.000 millones de dólares.