Un precio de 1.100 euros por una habitación de 14 metros en una residencia Universitaria Pública. Ese es el precio más barato que se ofrece a los estudiantes que aspiran a vivir en el campus de la Universidad de Barcelona.

Este precio incluye pensión completa y servicio de limpieza semanal. Sin embargo, el baño es compartido por lo que el estudiante dispone únicamente de un dormitorio de 14 metros cuadrados y amueblado con una cama, un escritorio y un armario. Para aquellos que quieran más espacio, de hasta 30 metros cuadrados, el precio asciende a 2.000 euros.

Esta residencia de estudiantes con altos precios pertenece a la Universidad pública de Barcelona que asegura que pretende ayudar a los estudiantes debido al elevado precio de los alquileres, aun así, la habitación más barata en esta residencia es de 1.100 euros sin IVA incluido.

En el precio se incluyen servicios de limpieza, pensión completa y, también, gimnasio. La residencia abre en septiembre y ofrece alrededor de 500 plazas. Pero, ¿Qué opinan los estudiantes de esta oferta? Algunas de sus declaraciones son: "Es carísimo, me parece completamente inaccesible", "muy heavy, no lo veo normal" "si fuera privada a lo mejor lo entendería, pero al ser pública..."