27

Publicidad

Borrasca Filomena

Tiendas cerradas en el primer fin de semana de rebajas por las nevadas de la borrasca Filomena

Los comercios permanecen cerrados este domingo 10 en el primer fin de semana de la temporada de rebajas ante las consecuencias de la gran nevada provocada por Filomena.

Las tiendas continúan cerradas este primer domingo de la temporada de rebajas debido a las consecuencias de las nevadas provocadas por la borrasca Filomena.

Continúan hoy los estragos causados por el temporal Filomena que afectó ayer a buena parte del centro peninsular y cubrió de nieve la Comunidad de Madrid. En la capital los centros comerciales han abierto como cualquier otro domingo, pues las restricciones sanitarias en vigor no implican a estos establecimientos, pero permanecen cerrados sin nuevo aviso por la gran nevada.

Una temporada de rebajas que se estrena ya a medios gas debido a las normas anticovid en vigor en todo el territorio nacional por el aumento de contagios en la tercera ola del coronavirus. Destaca el caso de Cataluña, donde las nuevas medidas dictadas por la Generalitat obligan al cierre de los centros comerciales en el primer fin de semana de rebajas, una norma que se mantendrá en vigor hasta el próximo 17 de enero.

La nieve cierra todos los comercios en Madrid

Los comercios y restaurantes de la capital española estuvieron cerrados ayer durante todo el día, donde la capa de espesor de nieve por Filomena superó en algunas regiones los 70 centímetros. Algunos locales de gastronomía ofrecieron ayer sus servicios al personal sanitario atrapado en los hospitales por las nevadas, la cual interrumpió el relevo de turnos de médicos y enfermeros.

El consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, Manuel Giménez Rasero, explicó ayer a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter que están en permanente contacto con las principales cadenas de alimentación para garantizar el suministro de alimentos a la población, pues muchos no pudieron abrir y otros contaban con el mínimo personal.

Una nevada no vista en las tres últimas décadas que ha conseguido echar el cierre a todo. Mantequerías Andrés, en la madrileña Puerta de Toledo, no había bajado el toldo ni un día desde su fundación en 1870, ni en la Guerra Civil ni durante el confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus.

Publicidad