Evergrande

El temor a que una posible quiebra del gigante chino Evergrande se convierta en un nuevo Lehman Brothers arrastra a los mercados

¿Se convertirá la crisis del gigante del ladrillo asiático Evergrande en un nuevo Lehman Brothers? Por el momento el temor a un efecto contagio financiero está causando pérdidas en la mayor parte de las bolsas del mundo.

El temor a que una posible quiebra del gigante chino Evergrande se convierta en un nuevo Lehman Brothers arrastra a los mercados

Publicidad

La sombra de Lehman Brothers vuelve a atemorizar a los mercados por la caída de Evergrande, el segundo mayor promotor inmobiliario, en términos de ventas de viviendas en 2020, de China y la firma más endeudada del país. El miedo a un contagio financiero global y desaceleración económica ha creado el pánico en los mercados.

El gigante asiático del ladrillo, la pro comenzó informando sobre su fuerte descenso de resultados y avisando de las dificultades que tenía para hacer frente a los pagos y estos hechos han puesto sobre la mesa la amenaza que sus problemas financieros pueden tener, no solo sobre China, si no también su capacidad de contagio al resto del mundo.

La deuda del grupo supera los 1,95 billones de yuanes, o 300.000 millones de dólares. Pese a que algunos analistas dudan del impacto fuera de China de una eventual quiebra de Evergrande el desplome ya se ha dejado sentir en los mercados de todo el mundo.

El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, cayó un 2,17 % en la sesión de este martes. El Nikkei, que engloba a los 225 valores mas representativos del mercado bursátil japonés, bajó 660,34 unidades en su peor retroceso en puntos de los últimos 3 meses, hasta quedar en 29.839,71 enteros.

El Topix, que incluye a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización, perdió un 1,7% ó 35,62 puntos, hasta situarse en 2.064,55 unidades. El parqué tokiota cayó en torno a un 2% ya en la apertura, en la primera reacción del mercado bursátil asiático a las informaciones sobre Evergrande tras permanecer cerrado el lunes por festivo.

Es la primera vez que el Nikkei rebaja la barrera psicológica de los 30.000 puntos en unas dos semanas tras recibir finalmente un estímulo exterior al inminente cambio político en el país, que había llevado a la plaza japonesa a niveles no vistos en 31 años. Entre los factores que pesaron en Tokio se incluyó una revalorización del yen.

La Bolsa española esta jornada ha comenzado en verde esquivando las pérdidas registradas en la víspera cuando todas las bolsas mundiales se vieron afectadas por la posible quiebra de la inmobiliaria china.

En una jornada en la que comienza la reunión de dos días de la Reserva Federal de EEUU (Fed), el IBEX 35, el principal selectivo español, cotiza en los 6.710,60 puntos tras anotarse ese alza del 0,64%.

Publicidad