Huelga de transporte

Los supermercados podrán limitar el número de productos que pueden comprar los consumidores

El Gobierno abre la vía para limitar la cantidad de productos que puede llevarse cada consumidor "cuando existan circunstancias extraordinarias".

Publicidad

El Gobierno ha dado luz verde a la medida que permite a los supermercados limitar la cantidad de productos a los consumidores "cuando existan circunstancias extraordinarias o de fuerza mayor", como la actual huelga de transporte, con el fin de evitar el desabastecimiento y "prevenir las carencias".

La medida publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se enmarca en el Real Decreto-ley 6/2022, de 29 de marzo dentro del plan de choque del Ejecutivo para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

Podrán limitar las unidades

El nuevo artículo en la Ley de Ordenación del Comercio Minorista establece que "los establecimientos comerciales podrán suspender temporalmente la prohibición para limitar el número de artículos que cada consumidor puede adquirir". Eso sí, en todo caso debe estar justificado: "Estas medidas deberán justificarse y adoptarse de forma proporcionada cuando sea necesario para evitar privaciones y garantizar el acceso de todos los consumidores en igualdad de condiciones".

Antes de que el Ejecutivo diera luz verde a la propuesta, esta práctica era ilegal. De hecho, organizaciones como Facua llegaron a denunciar a varios supermercados por limitar la compra de aceite de girasol.

La escasez agravada por el acopio excesivo

La reforma del real decreto llega tras tres semanas de huelga del transporte que han provocado que que muchas empresas hayan tenido que detener su producción ante la imposibilidad de conseguir muchos de los productos o materiales con los que fabrican.

Esto a su vez ha derivado en una situación de desabastecimiento de algunos alimentos en los supermercados. Los productos lácteos, el aceite de girasol, la carne o el pescado han sido los más demandados por los clientes y los que antes se han agotado en las estanterías de los supermercados por el excesivo acopio.

Publicidad