La escalada de precios del petróleo no sólo tiene consecuencias en las gasolineras, también tienen un gran impacto en la economía de un país. Miles de millones de euros es lo que cuesta a España el petróleo, ya que no se produce en nuestro país sino que hay que comparlo todo fuera.

Desde diciembre a día de hoy cada barril cuesta 25 dólares más. Esos 25 dólares se traducen en un gasto para España de 10.550 millones de euros.

Y eso no es lo único porque todo ese petróleo que se trae a España más caro, se usa para las calefacciones, para generar electricidad y para la industria. Lo que se traduce en que todo esto también va a ser más caro.