Durante 27 años acudía al mismo puesto de trabajo, como directora de un centro de servicios sociales, pero como interina. Ahora, el Tribunal Supremo ha dictaminado que tienen que hacerla indefinida, el juez dice que es inadmisible y hablar de una contratación temporal inusualmente larga.

Una situación que puede servir para otras personas que estén en similares o iguales condiciones.

Este no es el único caso, María José lleva 25 años trabajando como enfermera y ha encadenado más de doce contratos. Considera que se debe tener en cuenta "la experiencia más que un examen y que se convoquen más plazas porque se necesitan. Si hay contratos es que hay plazas."

Los sindicatos aseguran que hasta el 60% de los contratos son eventuales.