La alarma saltó a finales del año pasado en las granjas chinas. El mayor productor de cerdo del mundo tuvo que sacrificar a más de un millón de animales infectados por la peste porcina. Por ese motivo han tenido que recurrir a España.

Desde el mes de enero, la exportación de productos que vienen del cerdo ha crecido más de un 40 por ciento. En Huelva lo están notando, aumenta la venta de pluma ibérica, secreto ibérica y la cabeza de lomo ibérica. Uno de sus principales clientes es China.

Esta demanda ha hecho que los precios suban. La crisis en China ha provocado que la carne de cerdo se haya encarecido un 40% a nivel mundial.