12.608000

Publicidad

Nissan Barcelona

¿Es reversible de la decisión de Nissan de cerrar sus plantas en Barcelona? El Gobierno cree que sí

El Gobierno, tras conocer oficialmente la noticia del cierre de las tres plantas que el grupo automovilístico Nissan tiene en Barcelona, sostiene en un comunicado que ha propuesto a la compañía buscar escenarios alternativos.

El grupo automovilístico Nissan, después de meses de negociaciones, comunica oficialmente hoy el cierre de las plantas que tiene en Barcelona -en la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca-, en las que trabajan cerca de 3.000 personas y otras 20.000 de forma indirecta.

El Gobierno, tras conocer la noticia, ha emitido un comunicado en el que lamenta la decisión de la compañía nipona y propone grupos de trabajo para buscar una alternativa.

La situación aún es reversible

El Gobierno propone escenarios alternativos para garantizar la continuidad de la actividad y considera que es posible la continuidad de la planta de Barcelona mediante un plan de viabilidad ya presentado hace unos meses y que fue elaborado de manera conjunta por el Ministerio de Industria y la Generalitat de Catalunya, con el apoyo del Ayuntamiento de la Ciudad Condal y el Consorcio Zona Franca.

Defiende que la continuidad de la planta de Barcelona tiene sentido económico para Nissan Motor Company Limited, al ser más rentable invertir que asumir el coste del cierre, que podría superar los 1.000 millones de euros.

El Gobierno insiste en que la planta de Barcelona tiene carácter estratégico, y que abandonar la Ciudad Condal y España supone abandonar la Unión Europea, con lo que ello supone para la reputación de la compañía Nissan en un mercado de más de 500 millones de habitantes.

Periodo de negociaciones

El Gobierno no da el asunto por zanajado y asegura que una vez conocida la decisión se inicia un periodo de negociaciones en el que se establecerán los plazos y las condiciones del proceso. Además tiene previsto convocar en los próximos días a Generalitat de Catalunya, Ayuntamiento de Barcelona, Consorcio Zona Franca y centrales sindicales para analizar conjuntamente la situación y estudiar diferentes escenarios de futuro.

Publicidad