47

Publicidad

Filomena

Así han logrado rescatar al buque de Fred Olsen encallado en Agaete en Gran Canaria

Llevaba desde el jueves encallado en el puerto de Agaete. El ferry 'Bentago Express' de la naviera Fred Olsen hacía el último servicio entre Tenerife y Gran Canaria cuando Filomena lo dejó encallado en un fondo rocoso. Las tareas de rescate han sido complicadas.

Ha sido un rescate difícil. El buque de la naviera Fred Olsen encallado en Agaete, en Gran Canaria, ha permanecido desde el jueves sobre un fondo rocoso como consecuencia de la tormenta Filomena. Los pasajeros tuvieron que ser rescatados por los equipos de emergencias y desde entonces los técnicos han tenido que intentar varias veces remolcarlo.

Llegada a puerto del barco que había encallado

Llega remolcado a puerto el ferry que llevaba cinco días encallado en la costa de Gran Canaria

El operativo de rescate terminó la madrugada de este miércoles para llevar a puerto el ferry Bentago Express, de la naviera Fred Olsen.

El barco llevaba encallado desde la noche del pasado jueves en el puerto de Las Nieves, en la isla de Gran Canaria, debido al temporal generado por la borrasca Filomena. Una racha de viento lo empujó contra una baja próxima al puerto, mientras maniobraba para atracar en su último servicio del día entre las islas de Tenerife y Gran Canaria.

Varios intentos para liberar al ferry

Tras numerosos intentos desde hace cinco días por desencallar el ferry, esta madrugada se consiguió desplazarlo hasta el muelle gracias a un remolcador y un barco-grúa. La naviera confirma que, tras una primera inspección submarina de los técnicos para evaluar los daños, el buque mantiene la flotabilidad.

En el operativo han colaborado más de 70 personas, con las tripulaciones de Fred Olsen, todos los capitanes y oficiales del navío.

Los pasajeros fueron rescatados al día siguiente del accidente

En el Bentago Express viajaban 59 pasajeros que quedaron atrapados en el interior durante 14 horas hasta ser finalmente rescatados junto con la tripulación del buque por varias embarcaciones auxiliares de Salvamento Marítimo.

Las malas condiciones Del Mar no permitieron el rescate de los pasajeros y tripulación hasta el día siguiente de que sufriera el accidente. Los pasajeros relataban entonces que "el barco no paraba de moverse y que notaban cada golpe contra el fondo", aseguró Mari Carmen González, una de las pasajeras.

Publicidad