120.00

Publicidad

Coronavirus

Quiebra definitiva de la aeorlínea Avianca Brasil que acarrea una deuda de 509 millones de dólares

La justicia le da a la aerolínea 60 días para hacer una lista con los activos que serán subastados para pagar las deudas a sus acreedores.

La justicia de Brasil ha informado de que la aerolínea Avianca Brasil está en quiebra. La aerolínea se acogió en agosto de 2018 a la ley de bancarrotas con la intención de seguir operando pero la pasada semana reconocieron que las negociaciones con los acreedores no habían salido como esperaban.

La aerolínea brasileña es una compañía independiente de la colombiana Avianca Holding S.A, aunque cuentan con los controladores.

En la sentencia sobre la quiebra el juez ha dado un plazo de 60 días para que la empresa muestre su lista de activos, que serán subastados para pagar las deudas que la aerolínea tiene. Pacifi Bank está realizando los trámites para poder adquirir los activos de la empresa, por lo que el juez ha pedido que se investigue.

"Consta en los autos del proceso que, por la total paralización de las actividades de la empresa que intentaba recuperarse, la administradora judicial y la propia aerolínea admitieron la imposibilidad de cumplir con el plan de recuperación judicial que ya había sido aprobado por los acreedores y homologado por la Justicia, y solicitaron que el proceso de recuperación judicial fuera convertido en declaración de quiebra", afirmó el juez.

La aerolínea se acogió en 2018 a la ley de bancarrotas con la intención de que la Justicia mediara una negociación con los acreedores tras acarrear unas deudas que superaban los 94 millones de euros. Pero, en 2019 esta cifra aumento a los 509 millones de dólares tras la decisión Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de impedirlo ante su crítica situación financiera.

Esto obligó a que se tuviera que quedar en tierra y que tuviera que devolver los aviones que tenía en su flota al ser alquilados, un total de 48. La aerolínea hasta subastó los permisos de despegue y aterrizaje, pero no se pudo llevar a cabo al no ser aprobado por la ANAC.

Publicidad