ITV

En qué consisten las nuevas medidas para pasar la ITV vigentes a partir del 1 de junio

A partir del 1 de junio se aplicarán nuevas normas a la hora de pasar la ITV para garantizar la máxima protección frente a la COVID y evitar contagios.

 En qué consisten las nuevas medidas para pasar la ITV vigentes a partir del 1 de junio

Publicidad

El 1 de junio entraran en vigor las nuevas medidas para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Estas normas se recogen en la versión 7.5.0 del manual de procedimiento de inspección de estaciones ITV con el objetivo de disminuir el riesgo de contagio por COVID entre los trabajadores que realizan la inspección y solucionar otros problemas que se dan durante las revisiones. Las medidas adoptadas durante el año 2020, adaptadas a las peticiones europeas de reducir las emisiones de gases, se continuarán manteniendo pese a la nueva normativa.

A partir del 1 de junio la lectura OBD se realizará en determinados vehículos para evitar que el inspector acceda al habitáculo del conductor. En los casos donde se lleve a cabo, el inspector se introducirá con un equipo de protección individual (EPI). Los vehículos industriales de más de 3.500 kg y los autobuses no se verán afectados por esta limitación.

Una vez entre en vigor la normativa de la ITV, será considerado defecto grave y motivo de inspección desfavorable tener el testigo del ABS encendido en los vehículos que incluyen este sistema de frenado. Tampoco se puede tapar el testigo porque también se considera un defecto grave que no funcione.

¿Qué medidas se mantienen?

Tal y como se ha ido efectuando durante los últimos meses, para pasar la ITV hay que pedir cita previa y acudir solo, no acompañado. Una vez se llegue al lugar, el conductor debe tener su ventanilla medio bajada y las demás totalmente abiertas.

Para aquellos conductores que se vieron afectados por la prórrogas durante el estado de alarma, recordar que se toma como referencia la fecha de caducidad que consta en la tarjeta ITV y no la de la revisión realizada en virtud de la prórroga.

El precio de la ITV

La ITV no se paga igual en todas las comunidades. Según Facua, el precio medio de la ITV en las 17 comunidades autónomas en la actualidad es de 34,52 euros para los turismos de gasolina y de 41,23 euros para los equipados con motor diésel. El análisis evidencia que existen diferencias de hasta un 167% en las tarifas para los turismos con motor de gasolina y de un 95,5% en los vehículos diésel.

Por comunidad autónoma, Euskadi es la más cara para turismos de gasolina, 45,38 euros. Le siguen Cantabria, con 42 euros, y la Comunidad de Madrid, que fijan las tarifas sin regulación autonómica, con 41,72 euros.

En cambio, las más baratas para los turismo de diésel son Extremadura con 28,67 euros, Navarra con 29,4 euros y Andalucía con 30,79 euros.