Publicidad

Referéndum en una tienda de disfraces. En juego: convertirse en el disfraz de moda. En segunda posición, del que tanto se habló en Andalucía. Lo recordarán. el yihadista hijo de la Tomasa. Nos vamos a quedar con las ganas de verlo porque el vencedor es Carles Puigdemont. Y el disfraz, ya está a la venta. También se llama Carlos y ha sido de los primeros en comprarlo: ... Y en probárselo. Salimos a la calle con él para comprobar si cumple su función: "Es muy chulo... es parecido... lo más logrado es la peluca...".

Pero si no tenemos el original no hay problema. Entramos en una tienda de disfraces, elegimos traje, peluca...y gafas. Y ya podemos ir a la moda.

A la hora de hacer negocio no faltan las ideas. Un empresario asturiano ha convertido el artículo 155 en un licor de crema catalana: "Estamos desbordados en el tema de pedidos... Es todo un éxito total". Un licor que ya se ha empezado a aplicar, "espectacular.. muy rica... ", ... en alguna sobremesa.

Referéndum en una tienda de disfraces. En juego: convertirse en el disfraz de moda. En segunda posición, del que tanto se habló en Andalucía. Lo recordarán. el yihadista hijo de la Tomasa. Nos vamos a quedar con las ganas de verlo porque el vencedor es Carles Puigdemont. Y el disfraz, ya está a la venta. También se llama Carlos y ha sido de los primeros en comprarlo: ... Y en probárselo. Salimos a la calle con él para comprobar si cumple su función: "Es muy chulo... es parecido... lo más logrado es la peluca...".

Pero si no tenemos el original no hay problema. Entramos en una tienda de disfraces, elegimos traje, peluca...y gafas. Y ya podemos ir a la moda.

A la hora de hacer negocio no faltan las ideas. Un empresario asturiano ha convertido el artículo 155 en un licor de crema catalana: "Estamos desbordados en el tema de pedidos... Es todo un éxito total". Un licor que ya se ha empezado a aplicar, "espectacular.. muy rica... ", ... en alguna sobremesa.

Publicidad