Publicidad

Siemens

Protestas en As Somozas contra el despido de 215 trabajadores de la planta energética de Siemens

Movilización en As Somozas (A Coruña) para exigir la retirada del ERE que la energética Siemens Gamesa prevé aplicar en su planta gallega de fabricación de palas eólicas. La plantilla ha quemado su ropa de trabajo como acto de protesta.

Los 215 trabajadores de la planta de Siemens Gamesa en As Somozas (A Coruña) protagonizan una intensa jornada de actos de protesta para impedir que la multinacional ejecute el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) cuyo plazo de negociación ya ha finalizado.

La plantilla se ha concentrado en la rotonda de acceso al polígono en el que se encuentra ubicada la fábrica de palas eólicas y ha caminado en manifestación hasta el Ayuntamiento de la localidad donde, una vez más, han exigido la retirada del ERE y la búsqueda de una alternativa industrial que permita garantizar el futuro de los 215 empleos amenazados. La movilización ha finalizado con la quema simbólica de sus buzos de trabajo y camisetas.

Para el presidente del comité, Sergio López, el ERE planteado es una medida “injusta e incoherente” ya que, asegura, hay alternativas industriales para la planta de As Somozas que la multinacional siempre ha rechazado.

En este sentido, tanto los representantes de los trabajadores como la Xunta de Galicia instan al Ministerio de Trabajo que solicite la ampliación del período de negociación del expediente para dar continuidad a los empleos en peligro.

A través de la Consellería de Economía, Empresas e Innovación, la Xunta solicita al Gobierno central que convoque la mesa industrial, con representación de empresa, sindicatos y administraciones, para definir en ella “las posibles alternativas que permitan el mantenimiento del empleo y la actividad industrial”.

Desde la Administración autonómica ayer mismo se convocó una reunión para abordar el conflicto. Siemens Gamesa declinó participar. Para el vicepresidente económico, Francisco Conde, ha sido una “oportunidad perdida”.

“Siemens está demostrando su mala fe desde el punto de vista del procedimiento, sobre todo porque no quiere compartir las diferentes alternativas que se le trasladaron por parte de otras empresas para dotarla de carga de trabajo”, afirma.

Publicidad