Desabastecimiento

La producción de vehículos baja en España en 2021 un 6% por la crisis del desabastecimiento

Por culpa de la crisis del desabastecimiento, muchos coches nuevos llegarán más tarde de lo previsto y serán más caros.

La producción de vehículos baja un 6% por la crisis del desabastecimiento

Efe La producción de vehículos baja un 6% por la crisis del desabastecimiento

Publicidad

La crisis de suministros afecta también a los talleres, faltan muchas piezas. Afecta también a aquellas personas que quieren comprar coches nuevos, faltan microchips. Unos 250.000 clientes que compraron su coche en 2021 no lo podrán recibir hasta el año que viene.

La producción ha caído en noviembre un 28% respecto a noviembre de 2020, se han producido un total de 193.449 vehículos.

En este 2021, la producción de vehículos ha bajado un 5,8% respecto al 2020, un año que estuvo marcado por la parada de la producción durante dos meses por la crisis del coronavirus.


Debido a la crisis del desabastecimiento, muchos coches nuevos llegarán más tarde de lo previsto, serán más caros, y según los últimos cálculos costarán entre 800 y 1.000 euros más.

Las previsiones apuntan a una estabilización a mediados de 2022

Las primeras previsiones del sector no vaticinan un inicio de 2022 prometedor. Desde la patronal de fabricantes ANFAC, estiman que la situación no mejorará como mínimo hasta mediados de 2022.

La crisis del desabastecimiento de microchips ha afectado a la producción de vehículos también en Europa comparándola con los niveles de 2019. Alemania ha caído un 46%, Italia un 31%, Portugal un 38%, Reino Unido un 39% y España un 36 % respecto a la producción de 2019.

En 2021, España se ubica como noveno productor mundial de vehículos. La producción de todoterrenos y turismos ha caído un 27% y la de vehículos comerciales un 31%.

“La situación coyuntural no está mejorando para las fábricas en España y, aunque no es un problema exclusivo de este país, como se puede ver en los datos presentados, si es momento clave para nuestras factorías. Una vez que Bruselas ha dado luz verde a los fondos para la transformación de la industria, la agilidad en su aplicación es clave para acelerar este cambio", explica José López-Tafall, director general de ANFAC.

Publicidad