Ford Almussafes

Publicidad

ERTE

La planta de Ford en Valencia interrumpe su actividad hasta el 8 de marzo por el ERTE

La fábrica paraliza la producción en las plantas de Motores y Vehículos con una nueva reorganización del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)

La fábrica de Ford en Almussafes, Valencia, interrumpió este lunes y hasta el próximo jueves 8 de marzo su producción en la planta de Motores para hacerla coincidir con el parón en la planta de Vehículos, en el marco de otra reorganización del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

La interrupción de la actividad en Motores estaba prevista en un principio del 23 al 30 de marzo, pero se terminó adelantando a la primera semana del mes para emparejarla con la parada en la sección de Vehículos, que tendrá lugar en el mismo periodo de tiempo.

"La planta de Motores se ve doblemente afectada. Por un lado debido a la falta de algunos componentes necesarios para su propio proceso productivo. Por otro, la falta de componentes electrónicos en alguna de nuestras plantas clientes ha determinado una importante bajada en el número de vehículos que pueden fabricar y por tanto en sus pedidos de motores", se indicó el pasado 23 de febrero en la Comisión Mixta de seguimiento del ERTE en declaraciones recogidas por Europa Press.

Temor a partir de 2023

En la empresa, además, cunde el temor a que a partir de 2023 sólo se fabrique el modelo Kuga. "Mucho habrá que correr para renovar todos los turismos que se fabrican hoy en día (...) Las dificultades pronto empezarán a vislumbrarse", indicó hace unas semanas UGT.

Los empleados ya han pedido a Ford Europa la adjudicación de motores híbridos que, en primer lugar, garanticen una carga de trabajo mínima y, en segundo, la planta se vaya orientando a los modelos de producción con más futuro.

Publicidad