Comidas y cenas de Navidad

Pistoletazo de salida a las comidas y cenas de Navidad con restaurantes llenos a pesar de la inflación

La hostelería inicia la mejor campaña navideña de los últimos once años con reservas por encima del 90% en muchos de los restaurantes a pesar de la inflación y la subida de los precios de las cartas.

Publicidad

A pesar de la subida de precios, muchos restaurantes están a punto de colgar el cartel de completo para las comidas y cenas de Navidad. El sector de la hostelería no ha tenido que esperar al 22 de diciembre para que le tocase el Gordo de la Lotería de Navidad. Muchos de los restaurantes ya tienen reservas hasta primeros del mes de enero, y su ocupación ronda el 90% en muchos de los establecimientos. Las cocinas ya trabajan a pleno rendimiento y el personal se enfrenta a uno de los meses más importantes del año en cuanto a trabajo y facturación. "Este año los clientes quieren disfrutar por encima de todo. A diferencia de otros años, no miran tanto el precio", afirma Francisco Honrado, propietario del restaurante La Gabarra.

La mejor campaña de los últimos años

El 70% de los hosteleros están seguros de mejorar sus previsiones con respecto a los últimos años. Pese a la subida del aceite y de las materias primas, que repercutirán un 5% en cada plato, las reservas alcanzan cifras no vistas desde 2012. Las primeras reservas comenzaron a realizarse a principios de septiembre.

Los menús se incrementan un 5% por la subida del aceite y los alimentos

Con la vuelta a la normalidad ya asegurada tras el coronavirus, los clientes tienen ganas de celebración. "Tenemos el restaurante lleno cada día e incluso doblamos turnos. Así estaremos hasta el día 2 de enero", asegura Paco Fernández Ampudia, dueño del restaurante Carús.

Inflación y subida de precios

Ni la inflación ni la subida de precios en la factura final es suficiente para frenar la ilusión y las ganas de celebración. Los días 15 y 16 de diciembre serán junto al 25 y el 31 las jornadas de mayor intensidad en el trabajo. El precio de la electricidad, el gas y los alimentos provocarán un incremento final en el precio de las celebraciones.

Publicidad