Los permisos de paternidad y maternidad se equiparan en 2021

Publicidad

Permiso paternidad

El permiso de paternidad se iguala al de maternidad y durará 16 semanas a partir de enero

Con la entrada del nuevo año, el permiso de paternidad será igualitario, intransferible y se pagará el 100%. El permiso lo podrán disfrutar los padre con hijos menores de un año a su cargo.

La reforma de la ley se comenzó a aplicar progresivamente después de que se aprobara en un Real Decreto en marzo de 2019. La medida estipulaba que los premisos de paternidad se ampliarían a 8 semanas en 2019, a 12 semanas en 2020 y en 2021 el permiso de paternidad se equipararía al de maternidad con 16 semanas.

La modificación de la ley ha sido reclamada por toda la sociedad y especialmente por organizaciones feministas que denuncian la disparidad de trato que tienen las mujeres en el mercado laboral cuando deciden ser madres.

El Gobierno calcula que la medida beneficiará a unas 236.000 familias y en los Presupuestos Generales de 2021 se contempla una partida de 300 millones de euros.

La idea de la medida es avanzar para conseguir de la "igualdad real y efectiva" entre hombres y mujeres, así como en la responsabilidad de ambos progenitores de cuidar al hijo, "prohibiendo cualquier trato discriminatorio directo o indirecto por razón de sexo".

Con el nuevo permiso de paternidad, que es intransferible, la baja pasa de ser voluntaria a ser obligatoria y se dispondrá de 16 semana de permiso retribuido al 100% del salario.

A partir de 2021, según el texto legal, las primeras seis semanas de baja serán obligatorias para ambos progenitores a tiempo completo, mientras que las otras diez semanas posteriores podrán ser disfrutadas por los dos progenitores a lo largo del primer año, en régimen de jornada completa o parcial, previo acuerdo con la empresa.

Organizaciones feministas denuncian 'trampas' en la ley

Diversas organizaciones feministas advierten que el texto legal tiene 'trampas' que "pueden frustrar una vez más la posibilidad de este inmenso avance", según informa la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA).

La plataforma cree que, después de las primeras dos semanas de recuperación del parto, las 14 semanas restantes el permiso debería disfrutarse a tiempo completo y en las fechas que cada progenitor escoja.

De no ser así, los permisos igualitarios no tendrán un impacto real ni corregirán los desequilibrios sobre la bajada o pérdida del empleo que sufren las mujeres.

Publicidad