Vivienda

Pau Gasol entra en el sector inmobiliario como nuevo inversor de Vivla

Paul Gasol entra en Vivla, la 'proptech' de copropiedad de segundas residencias, como inversor y embajador global de la marca. La compañía permite adquirir una octava parte de una propiedad con un derecho de uso de seis semanas.

Publicidad

Pau Gasol ha entrado como inversor y embajador global de marca en la proptech española Vivla. Una empresa que permite la copropiedad de segundas residencias de alta gama en los mejores destinos turísticos nacionales. Para la estrella española del baloncesto, esta es su primera inversión financiera en el sector inmobiliario. El objetivo del exjugador es impulsar la marca en el mercado nacional e internacional y, además, aportar su conocimiento y experiencia para el crecimiento del negocio.

"Es una oportunidad de negocio muy grande"

En cuanto a los motivos que le han llevado a decantarse por la 'proptech' fundada hace un año por Carlos Gómez, Iván Rodríguez y Carlos Floria, el exjugador de baloncesto explica que “lo más diferencial de Vivla es el equipo: los fundadores, el equipo que han formado, los inversores y el resto de empresas con las que se han asociado." Para Pau Gasol “España es un mercado ideal, ya que es uno de los mayores mercados del mundo en viviendas de lujo de segunda residencia, muchas de ellas poco disfrutadas. Tiene todos los ingredientes para dominar el mercado español y luego seguir creciendo por Europa y el resto del mundo. Es una oportunidad de negocio muy grande", cuenta.

El CEO y cofundador de Vivla, Carlos Gómez, ha celebrado la incorporación de Gasol, “Pau Gasol es una fuente de inspiración para todo el equipo. El hecho de que un líder global como él apueste por una startup como la nuestra nos aporta credibilidad y redobla nuestra confianza en que tenemos un mercado sólido, con recorrido y que puede crecer mucho más”.

Convertirse en copropietario de viviendas exclusivas

Esta marca, lanzada en 2022, permite ser copropietario de una octava parte de casas exclusivas en los mejores destinos turísticos y disfrutar de la vivienda durante seis semanas al año. Son viviendas valoradas entre 500.000 euros y los tres millones de euros ubicadas en las zonas más exclusivas. Este modelo permite optimizar la inversión al tiempo de uso medio real de este tipo de viviendas, en destinos muy demandados en los que no hay demasiada oferta. Formentera y Baqueira Beret han centrado sus primeras operaciones, con varias ventas ya cerradas. Otros de los destinos más demandados son Mallorca, Ibiza, Alicante, Málaga y Sotogrande.

El modelo contempla que cada propietario abone una cuota mensual para hacer frente a los gastos anuales de mantenimiento, limpieza, impuestos, conexión a internet, coste de la luz, el agua y la calefacción. Además, cada uno de ellos dispone de trasteros para guardar sus pertenencias hasta su próxima estancia. “La propiedad fraccionada o copropiedad es un modelo que democratiza el acceso a casas de otra forma inaccesibles por su alto precio, además de facilitar una experiencia de disfrute muy especial”, explica Gómez.

Publicidad