Como consecuencia de la tecnología como un mecanismo de mano obra más, la comisión del Pacto de Toledo recomienda plantear nuevas fórmulas de financiación para la Seguridad Social si los robots terminan absorbiendo el crecimiento de empleo y el peso de los salarios en el PIB.

La clase política quiere poner sobre la mesa un debate sobre si imponer o no un impuesto a los robots, como vía para reforzar el sistema de pensiones a través de sus fuentes de ingresos. En cualquier caso, son medidas destinadas a elevar la tributación de la tecnología que provoca la pérdida de rentas salariales.

Esta situación no sólo tiene lugar en España. Ya en 2017, Bill Gates llevó abordo el tema a nivel internacional: "Si un robot reemplazo el trabajo de un humano, ese robot debe pagar impuestos como un humano".

Te puede interesar:

Pensionistas de Bilbao se concentran y hacen una cadena humana

El número de personas centenarias en España se ha multiplicado por 20 desde los años 70, ¿cómo se pagarán las pensiones?