Okupa

Okupas con hachas, barras y cuchillos siembran el pánico en Barcelona

Son okupas violentos, con machetes, barras de hierro, botellas... que están sembrando el pánico en el barrio de la Bonanova, en Barcelona. Esto ha ocurrido este fin de semana. Los vecinos ya no pueden más.

Publicidad

Los okupas llevan una década viviendo en dos bloques de pisos en ese barrio tan céntrico de la capital. Pero son cada vez más violentos. Ya no solo molestan con ruidos y fiestas durante todo el día. Los vecinos aseguran que ahora temen por sus vidas, sobre todo, por lo ocurrido este fin de semana.

Noche de sábado en el barrio de la Bonanova, en Barcelona. Aparece un encapuchado, en tono amenazante, le dice a los viandantes: "¿Qué miráis?". En la mano lleva una botella de cristal. Pero no está solo, hay más con barras de hierro, uno de ellos con un hacha, cuchillos y empiezan a perseguir a todo el mundo.

Los vecinos relatan la noche de "pánico" que han vivido. "Hemos recogido ya casi 2000 firmas con quejas y nadie nos escucha, ni hacen nada", aseguran.

Una señora confirma que estos okupas "no son vulnerables, ni familias con necesidades, son okupas violentos".

Fiestas a plena luz del día..., y así diez años ya cuando ocuparon estos dos edificios, pero ahora son más violentos. En la zona hay varios colegios y algunas familias asegura que "le ofrecemos a nuestros hijos rutas alternativas para evitar que pasen por la calle de los edificios ocupados y así evitar problemas".

Disparan con pistolas de balines desde la azotea

Generan problemas muy graves porque disparan con pistolas de perdigones desde lo alto del edificio. No solo atacan con balines, también con cohetes. A un joven le tiraron uno que pudo esquivar pero le dio en un brazo y resultó herido, con seis puntos de sutura.

Estos okupas están muy organizados. Hacen rondas de vigilancia dentro y fuera del edificio, desde la azotea controlan todo el barrio,

Esta mañana, en la Bonanova había más vigilancia que de costumbre. La Policía alerta a nuestro equipo. No os acerquéis a grabar, nos dicen. Nosotros estamos de paso, los vecinos viven aquí.

Publicidad