Publicidad

Coronavirus empleo

La OIT teme que el coronavirus destruya millones de empleos hasta 2023

La última actualización de la OIT empeora también sus previciones iniciales de principios de año, ya que entiende que el lento ritmo de vacunación en la mayoría de los países puede retrasar a su vez la recuperación económica.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha advertido del panorama desolador que puede dejar la crisis económica provocada por el coronavirus. Han estimado que la pandemia destruirá en 2021 el trabajo equivalente a 100 millones de empleos a tiempo completo, una cantidad que en 2022 se reducirá a 26 millones, pero que en 2023 superará también el crecimiento.

La última actualización del informe sobre los efectos de la pandemia en el mercado de trabajo empeora también sus previsiones iniciales de principios de año, ya que la OIT entiende que el lento ritmo de vacunación en algunos países puede retrasar a su vez la recuperación económica.

Menos pérdidas que en 2020

Las nuevas previsiones reducen a más de la mitad las pérdidas en 2021 y la décima parte para 2022 respecto a las calculadas previamente. En su momento, estableció una destrucción de horas de trabajo equivalentes a 255 millones de empleos en el mundo

Además, la OIT confía en que la recuperación del mercado de trabajo mundial se acelere en la segunda mitad del año, aunque condiciona esta previsión a que no se agrave la crisis sanitaria.

"Los efectos positivos seguirán teniendo un alcance geográfico limitado si no se acuerdan medidas a nivel internacional tanto en lo que respecta a la distribución de vacunas como en las ayudas económicas, incluido el alivio de la deuda", ha señalado la OIT.

Peor calidad en el empleo

La OIT ha advertido de la precariedad de los nuevos puestos de trabajo. "No puede haber una recuperación real sin una recuperación de puestos de trabajo dignos", advierte el director general de la OIT, Guy Ryder, quien reclama ayudas a los sectores más afectados.

Además, el informe indica que son las mujeres las más perjudicadas en el mercado laboral durante la pandemia, el empleo femenino se ha contraído un 5% frente al 3,9 % del masculino, mientras que el empleo juvenil se redujo más que en los adultos, un 8,7% frente al 3,9%.

Publicidad