Transporte

La OCU advierte de que cargar un coche eléctrico este año será 257 euros más caro por la subida de la luz

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha desvelado que cargar el coche eléctrico en horario valle tiene un coste medio anual de 447 euros, cuando en 2020 era de 190. Pese a todo, asegura que este tipo de vehículos "siguen siendo más rentables que los convencionales"

¿Son más baratos los coches eléctricos?

Publicidad

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha señalado en un reciente informe que, actualmente, cargar el coche eléctrico en el horario valle (el más barato) es 257 euros más caro que en el 2020 debido al aumento del precio de la luz.

La OCU, pese a todo, asegura que los vehículos de este tipo "son rentables" para los bolsillos de los consumidores pese al incremento en el precio de la electricidad. La organización detalla en su informe que cargar la batería de un coche eléctrico en 2021 tiene un coste medio anual de 447 euros, cuando hace un año el precio era de 190.

Aumento del precio de los combustibles fósiles

Asimismo, la OCU destaca que estos datos también afectan al plazo para amortizar el precio de un eléctrico en comparación a un modelo convencional, que se ha alargado en torno a un año y medio, aunque accedas a las ayudas del Plan Moves. El cambio a coche eléctrico, a la larga, acaba saliendo rentable, asegura.

La OCU hace hincapié en que, al igual que ha subido la factura eléctrica, también lo ha hecho el precio de los combustibles fósiles. Así, los usuarios de coches de gasolina han pasado de pagar 825 euros en 2020 a 1.006 en la última semana de septiembre, una diferencia de 181 euros en total. En el caso de los diésel, la subida ha sido de 131 euros más, pasando de 644 euros a 775.

Plan Moves III

Esta situación impacta directamente en las políticas que está realizando el Gobierno para incentivar la descarbonización de la movilidad (Plan Moves III), que recordemos giran en torno a los planes de la Unión Europea de reducir en un 90% las emisiones del sector del transporte en 2050.

Para concluir el estudio, la OCU ha querido analizar cuánto pagaría el usuario del eléctrico en el caso de que realizara las recargas en las redes de recarga rápidas que existen. Este escenario es poco probable porque estas suelen utilizarse de forma puntual en viajes o trayectos largos.

El resultado, analizado en la red Ionity, ha salido hasta tres veces más caro de lo que cuesta la recarga en casa en la tarifa valle. Según informa la Organización, "esta red es la única que, de momento, ha incrementado el precio que cobra por cada kWh, mientras Iberdrola y Easy Charger los han mantenido, aunque no se sabe durante cuánto tiempo".

Publicidad