Publicidad

Ocio nocturno

El ocio nocturno y los hosteleros indignados ante las nuevas medidas de Sanidad: "Estamos perdidos, desconcertados, cansados"

El cruce de acusaciones entre el Gobierno y varias comunidades que rechazan las nuevas medidas de Sanidad provoca la indignación de los empresarios y trabajadores.

Las nuevas medidas acordadas por Sanidad sobre el ocio nocturno y rechazadas frontalmente por Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia y Cataluña, ha provocado el cruce de acusaciones. En medio de toda esta guerra hay miles de negocios pendientes de apertura. Dicen que esta marcha atrás les llevará a la ruina y critican ser las víctimas de una nueva guerra entre el Gobierno y algunas Comunidades Autónomas.

Apertura ocio nocturno

Han perdido la cuenta de los cambios de planes que han vivido ya. "Estamos perdidos, desconcertados, cansados" Y ahora a vueltas con el interior de los locales. Si Julio, con un bar en Madrid tuviera que cerrarlo, tendría que mandar al ERTE, de nuevo, a la mitad de la plantilla. "Iríamos para atrás".

Pero la Comunidad de Madrid se niega a hacerlo como País Vasco. Y por eso, de momento, Joni respira tranquilo. "No nos pueden multar porque el Gobierno Vasco nos respalda". En Santoña, han utilizado precisamente las terrazas para protestar por el cierre de los interiores.

José Luís Yzuel, presidente Hostelería España, asegura que "no estamos en el momento de poner restricciones". Tan afectadas estas barras, las de los bares, como las del ocio nocturno. Ramón Más es presiente de "España de noche": "Creemos ahora es el momento de una reapertura escalonada".

Pero los locales de ocio nocturno solo podrán abrir hasta las 3 de la madrugada en las zonas en riesgo bajo de transmisión. En el aire que va a pasar por ejemplo con el ocio nocturno en Madrid donde ahora mismo está abierto. "Es un mazazo que rechazamos frontalmente" afirma el portavoz de Ocio Nocturno de Madrid, Vicente Pizcueta.

En Andalucía, la Junta se niegan a tener que cerrarlo de nuevo. Incertidumbre en Baleares donde permanecen pendientes de la reunión mañana a mediodía. Y en Valencia, el ocio nocturno lleva cerrado 10 meses.

Publicidad