Pensionistas pasean en un parque

Publicidad

Seguridad Social

Nuevo récord de gasto en pensiones en julio, casi 10.000 millones de euros

Después del descenso por el confinamiento durante el estado de alarma se vuelven a registrar altas en las solicitudes de pensiones. Y se marca un nuevo máximo en el gasto mensual de la seguridad Social. Más de 9.880 millones de euros.

El gasto en pensiones contributivas ascendió a 9.882,66 millones de euros a 1 de julio, lo que supone un incremento del 2,28% respecto al mismo mes del año pasado y un nuevo récord. Según los datos publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, si se compara con junio, el gasto avanzó un 0,2%.

Más de dos tercios de la nómina se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante ascendió a 7.072,76 millones. Esta cuantía creció un 2,83% en los últimos 12 meses. A las pensiones de viudedad se destinaron 1.708 millones de euros, un 1,49% más que hace un año; la nómina de las prestaciones por incapacidad permanente alcanzó los 937 millones, lo que apenas supone variación (-0,18%); el montante de las prestaciones de orfandad fue de 139,5 millones (1,1%), y el de las prestaciones a favor de familiares, 25,4 millones de euros, un 3,27% más.

Vuelven las altas tras el parón del confinamiento

En esta nómina se abonaron 9.767.050 pensiones contributivas, 12.310 prestaciones más que en junio, muy por encima del incremento registrado el mes pasado respecto a mayo (603). Por segundo mes consecutivo, se mantiene el cambio de tendencia en el número de pensiones abonadas tras los descensos de marzo, abril y mayo, marcados por los efectos del coronavirus. Según los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, el número de altas de pensión registradas a lo largo del mes de junio aumentó en 45.766 pensiones, un 6,6% más respecto del mismo mes de 2019. Si se considera el acumulado anual, desde enero hasta junio de 2020 causaron alta 244.231 nuevas pensiones, lo que supone un descenso del 18,2% respecto al mismo periodo del año pasado (el pasado mayo decrecía un 22,4%). Por otro lado, desde enero causaron baja 278.280 pensiones, un 13,7% más que el año anterior (en mayo, esta tasa era del 16,2%). El Ministerio explicó que en los meses anteriores se percibió el efecto de la pandemia en los movimientos de pensiones, en parte como consecuencia del cierre de oficinas, que dejaron de prestar atención presencial durante algunas semanas, y por la situación de confinamiento, que hizo que muchos ciudadanos postergasen sus gestiones con la Seguridad Social. También hay que tener en cuenta cómo ha influido la pandemia de Covid-19 en términos de mortandad, particularmente, entre las personas de más edad. Desde el pasado 25 de junio, los ciudadanos pueden volver a acudir a los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) para hacer sus gestiones, siempre con cita.

Mil euros la pensión media

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), alcanzó a 1 de julio los 1.011,84 euros mensuales, lo que supone un aumento interanual del 2,05%. La pensión media de jubilación llegó a 1.162,97 euros, un 2,13% más respecto al año pasado, y la media de viudedad fue de 726,39 euros al mes (1,95% más, en el año). En cuanto a las nuevas altas de pensiones, en el caso de jubilación -la más numerosa- su cuantía es mayor que la media del Sistema y superior en un 6,93% al importe de las nuevas pensiones en 2019. En el mes de junio, última fecha disponible, las pensiones correspondientes a las nuevas altas de jubilación fueron de 1.410,29 euros de media. Las del Régimen General llegaron a 1.529,69 euros al mes. Por último, el número de pensiones pertenecientes a clases pasivas en vigor en el mes de junio de 2020 fue de 634.463 y su coste ascendió a 2.282,54 millones de euros. En este régimen se incluye fundamentalmente personal militar y funcionarios de algunas administraciones.

Publicidad