El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Paéz, indicó hace un par de semanas que durante este mes de junio se iban a cerrar 77 pozos ilegales en el término municipal de Lucena del Puerto (Huelva) y otros cuatro pozos de los que extrae agua la empresa Agrobionest, ubicada en Almonte (Huelva).

Páez ha señalado que la empresa de agricultura ecológica Agrobionest es una de las industrias agroalimentarias que más agua ha extraído de manera irregular, hasta 0,5 hectómetros cúbicos. "Los vamos a cerrar, clausurar y sellar de forma inminente", informó el responsable de la CHG, quien ha explicado que la empresa almonteña ha dirimido este conflicto en los tribunales, que han dado la razón a la Confederación en cuanto a que el agua que usaba no era privada.

La CHG clausura los pozos de manera subsidiaria, ya que el cierre de los 77 pozos, localizados en unas veinticinco hectáreas de monte público de Lucena y cuyo expediente se remonta a 2013, supone un coste de unos 70.000 euros, que después recuperará. En los dos últimos años (2017 y 2018) la CHG ha cerrado en toda la cuenca del Guadalquivir más de 300 pozos ilegales.

A pesar de estas prácticas de extracción ilegal de agua en el entorno de Doñana, donde se concentran la mitad de los expedientes sancionadores de la cuenca del Guadalquivir, su presidente ha asegurado que el 90 % de los regantes son legales porque tienen concedidos los derechos de agua o están en proceso de regularización.

No obstante, ha advertido de que no va a ceder a las "muchas presiones" que ha recibido en los últimos meses de "agricultores ilegales" agrupados en una asociación minoritaria del condado de Huelva y que se han manifestado pidiendo su dimisión.

Ha denunciado que detrás de dicha organización, en alusión a la asociación de agricultores del condado onubense, está el Partido Popular, que "se pone a favor de esos agricultores sin preguntar a la CHG" por las "prácticas ambientales insostenibles que llevan a cabo".

Además, se han producido hechos "muy desagradables" como fue la "persecución" hace unos meses de un trabajador de la CHG y ha avisado de que "no consentirá que se ponga en tela de juicio la profesionalidad del trabajador agredido" por los agricultores.

Además, ha garantizado que el Gobierno central respalda totalmente la actuación de la CHG en el entorno de Doñana y le "consta" que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, "está al tanto de todo lo que pasa" en ese entorno natural.