Igualdad

Multan a un panadero con 7.500 euros por una oferta de trabajo "discriminatoria": "Se buscan maestro pastelero y dependientas"

Inspección de Trabajo considera que se distinguía entre sexos para uno y otro puesto. El propietario cree que la sanción es desproporcionada.

Publicidad

La Inspección de Trabajo ha multado con 7.500 euros a un panadero de Barcelona al considerar que su oferta de trabajo discrimina "en función del sexo". Gerard había puesto en la puerta de su establecimiento un cartel buscando personal. "Buscamos maestro pastelero", decía el cartel, que, a continuación, indicaba el teléfono al que debían llamar los "interesados", en masculino, en el puesto.

El problema es que, justo encima el mismo cartel, ponía: "Busquem personal per dependentes per a les nostres botigues", que, traducido al castellano, sería: "Buscamos personal para dependientas para nuestras tiendas". Ahí es precisamente donde se habla de "interesadas" en el puesto de "dependientas", en femenino.

Es en este punto en el que se ha basado la Inspección para sancionar al propietario. "El hecho de ser hombre o mujer", destaca la denuncia, "resulta del todo irrelevante para el desarrollo de la actividad profesional indicada".

"No me lo podía creer"

El dueño de la panadería considera que la sanción es "desproporcionada" y cree que es "un malentendido". "Lo que pedíamos era el título de maestro pastelero", explica, al tiempo que añade que, "que seas hombre o seas mujer nos da absolutamente igual".

De hecho, el dueño asegura que esta supuesta discriminación no se corresponde en absoluto con la realidad de su empresa: "Hay muchas más mujeres contratadas y, dentro de esas mujeres, hay maestras pasteleras, maestras chocolateras". Se defiende, además, incidiendo en que en las tiendas "tenemos hombres y mujeres, nos es indiferente".

El panadero recurre

Gerard ya ha recurrido la multa ante Inspección de Trabajo. Espera que todo pueda aclararse y no tener que enfrentarse a esa cuantía: "es una sanción que a cualquier comercio le podría poner contra las cuerdas", añade.

Publicidad