País Vasco

Multa de hasta 750 euros para los guías turísticos que molesten con sus megáfonos en San Sebastián

Explicar a los turistas, megáfono en mano, las maravillas de la Bella Easo puede salir caro a los guías de San Sebastián. El Ayuntamiento aplicará la ordenanza reguladora del ruido y podría imponer multas de hasta 750 euros para quien incumpla la norma.

Panorámica de San Sebastián

Panorámica de San Sebastián Istock

Publicidad

San Sebastián se ha convertido en los últimos años en un destino turístico preferente en el norte de la península. Si en otras épocas la capital guipuzcoana era el destino de veraneantes de élite, hoy en día es una ciudad atestada de turistas, que poco tiene que envidiar a Madrid, Barcelona o Sevilla. La tranquila vida de los donostiarras se ha visto así alterada por riadas de visitantes detrás de un paraguas, doblemente eficiente a orillas del Cantábrico, y un megáfono capaz de estropear un bucólico paseo junto a la barandilla de La Concha.

La concejala de Turismo de San Sebastián, Cristina Lagé, lo tiene claro: “La moda de los grupos de turistas con micrófonos, megafonías u otros elementos no están permitidos y estamos decididos a ponerles coto”. El Ayuntamiento ha desempolvado la ordenanza reguladora del ruido y pondrá en marcha en breve una campaña para evitar la contaminación acústica y ruido procedente de la megafonía de algunas visitas guiadas.

El malestar de los responsables municipales va más allá. "Estos grupos numerosos, con guía al frente y con megáfono en mano, no están organizados por las agencias de turismo local, que vienen cumpliendo fielmente lo establecido. Se trata de grupos de las agencias de viajes con más de 50 personas que recorren los principales lugares de la ciudad haciendo uso de estos aparatos para que su explicación se oiga, pero causando al mismo tiempo molestias al quehacer diario", explica la concejala, que añade, "Donostia se convertirá en la primera ciudad de Euskadi y una de las primeras en España en aplicar una ordenanza ante la contaminación acústica de una actividad turística en la vía pública".

Medidas contra la contaminación acústica

En las próximas semanas se pondrá en marcha la campaña. La Guardia Municipal avisará primero de la imposibilidad de utilizar esos sistemas y, posteriormente, impondrá sanciones de hasta 750 euros a los guías reincidentes. Además, desde el ayuntamiento se está trabajando junto a las guías y empresas de servicios turísticos locales asociadas en la elaboración de un Decálogo del buen guía, con recomendaciones para ofrecer un servicio de calidad a los visitantes. Se propondrá que los grupos de turistas sean de 15 a 25 personas como máximo y que se detengan en lugares y espacios propicios intentando no molestar a la vida ciudadana. Además, el decálogo recomendará consumir en el pequeño comercio local.

San Sebastián pretende mantener así un nivel de turismo sostenible, con menos ruidos incómodos por las calles y con turistas que disfruten de las delicias de la ciudad y del soportable bullicio del comercio y de los bares de pinchos de la Parte Vieja.

Publicidad