Dos de los interrogatorios más esperados son los de Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Luis de Guindos, tanto por las acusaciones como por los propios acusados, que responsabilizaron a ambas instituciones del debut bursátil.

Fernández Ordóñez, que llegó a figurar en la recta final de la instrucción entre los investigados del caso tras la insistencia de la Confederación Intersindical de Crédito, ha comenzado esta mañana aclarando que: "la fusión de Bankia, es una fusión más bien tardía. Es decir, las otras han llegado más o menos tarde"

Al margen de la acusación popular que ejerce la Confederación, la figura de Fernández Ordóñez también ha sido señalada, entre otros, por Rato, quien ratificó durante el juicio que el Banco de España conocía "las tripas" de la entidad ya que tenía "quince personas allí", y que si se acordó integrar a Bancaja fue por "instrucción" expresa del regulador.

El martes, será De Guindos quien tome el relevo, aunque en videoconferencia desde Fráncfort, ciudad en la que tiene su sede el Banco Central Europeo (BCE) del que es vicepresidente.