44.004500

Publicidad

Coronavirus

Mesa reservada para el gobierno: la iniciativa de la hostelería para reclamar ayudas contra el coronavirus

Los hosteleros han ideado una fórmula para llamar la atención del Gobierno. Ponen carteles de mesas reservadas a miembros del Ejecutivo para reclamar ayudas al sector frente al coronavirus. Es una iniciativa simbólica que se extiende por toda España.

Carteles de "mesa reservada para hablar con el gobierno", es la iniciativa del sector hostelero para llamar la atención del Gobierno, una invitación a que Pedro Sánchez se siente a dialogar.

En la Plaza Mayor de Salamanca, en terrazas de Benidorm, en Andalucía, en País Vasco... la campaña se extiende por España para que el Gobierno les escuche.

#SientáteConLaHostelería para salvar al sector

El lema de la idea es #SiéntateConLaHostelería para evidenciar que muchas empresas se están quedando en el camino y teniendo que cerrar por el coronavirus y los tres meses de estado de alarma en los que todos hemos estado confinados.

El sector calcula que se pueden perder cerca de 70.000 millones de euros y llevar al paro a miles de trabajadores.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, invitó al sector hostelero a prepararse para reanudar su actividad a medida que se avance en la desescalada pero los empresarios piden sentarse para ver las necesidades reales en una situación tan grave como la actual.

Ya se pueden ver terrazas con clientes aunque con aforo limitado y con medidas de seguridad. Aún así se están poniendo multas por incumplimientos que ponen en peligro el avance en las fases.

Otro de los retos para el sector en estos días del coronavirus es hacer cumplir la normativa. Ya se pueden ver terrazas con clientes aunque con aforo limitado y con medidas de seguridad. Aún así se están poniendo multas por incumplimientos que convierten las terrazas en aglomeraciones que ponen en peligro el avance en las fases.

La mayoría ha conseguido organizar a la perfección con turnos incluso con listas de espera a los clientes para que no haya riesgo ni para ellos ni para quienes les atienden.

Publicidad