Comprando marisco

Publicidad

Economía navidad

Los mercados confían en que las compras de última hora animen la campaña de Navidad

Pescaderías y carnicerías buscar aumentar las ventas en la recta final del año tras un largo periodo de pérdidas por el confinamiento, las restricciones, el límite de aforo y el cierre de la hostelería.

Los preparativos de última hora para la cena de Nochebuena los mercados y comercios buscan animar su economía. Los rezagados quieren conseguir los productos tradicionales en estas fechas y celebrar la Nochebuena con la mayor normalidad posible, a pesar de las restricciones sanitarias.

Con la vista puesta en la celebración de la Nochebuena y, próximamente, Nochevieja, los mercados en general y las pescaderías y carnicerías en particular, esperan que las compras de última hora y el consumo en los hogares animen una campaña de Navidad marcada por las pérdidas económicas en muchos de ellos debido al cierre de la hostelería, el confinamiento y el resto de las restricciones por la pandemia del coronavirus en general.

La falta de programación navideña por la incertidumbre de mucha gente sobre qué se puede hacer y qué no y los bolsillos más resentidos por la crisis económica que también ha conllevado esta pandemia, han hecho mella en la recta final de este año tan atípico.

En el mercado de la Cebada, en Madrid, "las dos ultimas semanas ya habríamos tenido mucho más movimiento de pedidos y compras en el mostrador y se está notando que no", lamenta una de las vendedoras.

Por otro lado, en Barcelona, el gerente del mercado de La Boqueria, Óscar Ubide, precisa que hay "bastantes pedidos", sin alcanzar los niveles de otros años, y asegura que todavía hay margen para subir las ventas.

Representantes de los mayoristas y del comercio tradicional de pescado esperan que las ventas de última hora, previas a la Nochebuena, supongan un respiro a la caída general de facturación por el coronavirus, más notable en los proveedores de la hostelería.

País Vasco, Madrid, Castilla y León y Galicia son las comunidades que más han notado el descenso de las ofertas en pescaderías, especialmente en la merluza, como consecuencia de los atascos en la frontera con Gran Bretaña, ya que mucho género se pesca en aguas británicas (Gran Sol) y se transporta por carretera.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha indicado que los precios de los productos típicamente navideños subieron un 7,5% en la última semana, un crecimiento mayor al del año pasado. Los mayores incrementos se registraron en pescados y mariscos, mientras que en la carne hay oscilaciones y los precios se mantienen en frutas y verduras. Según la OCU, este año se produjo un retraso de las subidas de precios por la ausencia de comidas de empresa y cenas con amigos.

Publicidad