El Gobierno compensará a más de 9 millones de pensiones con unos 13 euros de media de la llamada "paguilla", es decir, una paga única adicional como consecuencia de un mayor incremento de los precios (IPC) en 2018.

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha explicado en un comunicado que destinará 123,4 millones de euros a la paga, que tiene como objetivo compensar la décima de desviación del IPC que se registró el pasado año (1,7 %), por encima del 1,6 % previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2018. Por lo tanto, los pensionistas reciben este miércoles en sus cuentas este abono adicional, que se realiza de manera independiente y antes del abono ordinario de la pensión mensual de febrero.

Este año, el Gobierno ha extendido este abono adicional a 194.393 prestaciones familiares por hijo a cargo, mayor de 18 años y discapacidad igual o superior al 65 %, a las que se dedicarán 1,08 millones de euros. Para hacer efectiva esta paga compensatoria, el Ministerio destinará un total de 123,4 millones de euros para aplicar en las pensiones de jubilación, incapacidad, viudedad y orfandad; pensiones mínimas en todas sus modalidades, Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) y no contributivas.