132.991667

Publicidad

Coronavirus

Madrid, Barcelona y Castilla y León entran con ganas de compras en la fase 2 de desescalada

Este viernes se han vivido colas en los comercios a las puertas del cambio de fase de desescalada. La apertura de los centros comerciales después de casi tres meses puede generar aglomeraciones.

Las colas para entrar en las tiendas durante la fase 1 de desescalada por la pandemia de coronavirus ya son parte del nuevo paisaje urbano, aunque a muchos transeúntes les parece "una locura" a la que ya se han "acostumbrado".

"Yo doy por hecho que voy a hacer cola", dice otra persona que vive en Madrid, donde las limitaciones de aforo obligan, a menudo, a esperar fuera.

Lo mismo ha ocurrido estos días en Barcelona, otra gran ciudad, donde ha habido colas en tiendas de muebles, de ropa, de deporte...

Menos acostumbrados a hacer colas están en Valladolid, que también han tenido que esperar por las limitaciones de la fase 1: "Es una situación muy rara porque estás acostumbrado a venir aquí y que no haya nada y de repente tienes que hacer cola".

Esto ha dado lugar también a una fuga considerable de clientes. Sin embargo, estas escenas pueden tener los días contados con la entrada de Madrid, Castilla y León y algunas zonas de Cataluña en fase 2 de desescalada.

Hay 14.000 tiendas en España, de más de 400 metros, los que supone el 30% del total. Además, es importante que puedan reincorporarse más de 117.000 trabajadores que siguen en ERTE en un sector que este año podría acumular 30.000 millones de euros en pérdidas.

Publicidad