Publicidad

Riders

Los 'riders' de España ganan ahora tres veces menos que el año pasado y reclaman mejoras laborales

Los repartidores reclaman que se mejoren sus condiciones laborales, que se han visto duramente empeoradas por la pandemia de coronavirus, aunque no se ponen de acuerdo sobre si la mejor forma es convirtiéndose en asalariados.

El trabajo de los repartidores ha crecido durante la pandemia de coronavirus. Sin embargo, sus condiciones cada vez son más precarias. En España, se calcula que hay unos 20.000 'riders' y piden que se regularice el sector.

Por ejemplo, Asunción, Pedro y José, tienen en común ser venezolanos y repartidores en nuestro país. "Al entrar en España es una muy buena forma de generar dinero y no esperar por nada contratación y todo eso", explica Pedro.

En Venezuela, Pedro era aeronáutico, José informático y Asunción analista de sistemas. "Empecé a buscar trabajo en lo que creía que podía trabajar, y o por la edad o por la formación que era diferente para mí, decidí probar. y aquí sigo", señala Asunción

Valoran positivamente la flexibilidad de su trabajo y se ganaban bien la vida hasta que llegó la pandemia: "Lo que está pasando es que las plataformas les están cobrando muy poco a los clientes y la manera de mantenerse a flote con ganancias es obviamente recortando en donde tienen más gasto, es decir, en nosotros".

Mejores condiciones laborales

Los 20.000 'riders' que hay en nuestro país cobraron especial relevancia durante la pandemia, suministrándonos de todo en nuestros hogares en condiciones muy difíciles. Por ello, ahora este colectivo exige condiciones laborales dignas.

Carlos Gutiérrez Calderón, de Comisiones Obreras, se hace eco de esta petición: "Lo que demandamos al Gobierno, e incluso a la Unión Europea, es que hay que ordenar, hay que regular este ámbito de trabajo para garantizar tanto los derechos individuales como colectivos de estas personas".

Pero los repartidores están divididos y muchos no quieren convertirse en asalariados. En lo que están de acuerdo es que los precios no pueden bajar más, ya que ahora ganan tres veces menos que hace un año.

Publicidad