El avión sigue siendo sin duda el medio de transporte más seguro. Sólo se registra un accidente grave por cada 24 millones de vuelos. Mientras que en el caso del tráfico rodado, en España, hay un accidente mortal por cada 356 mil desplazamientos.

En situaciones de emergencia dentro de un avión, las compañías ponen en marcha protocolos muy ensayados. Sin embargo, este lunes cundió el pánico entre los pasajeros de un avión que aterrizó de emergencia en Manises, Valencia. El motor se incendió y cuando se llenó de humo la cabina, no se utilizaron las mascarillas de oxígeno. Un equipo de Antena 3 ha hablado con expertos sobre el caso de Manises.

Lo que ocurrió en el interior de este avión es algo que las compañías han ensayado millones de veces. Un protocolo que deben seguir al pie de la letra, y que a veces, los pasajeros no entendemos, pero todo tiene una explicación:

La primera duda es ¿Porqué no saltaron las mascarillas de oxígeno si la cabina estaba llena de humo? El Instructor de vuelo Flyschool Bruno Caridanel nos explica que si los pasajeros hubieran respirado por las mascarillas habrían mezclado oxígeno puro con aire de la cabina que tenía humo. Motivo por el que solo deben utilizarse en caso de despresurización.

Por otra parte, los testigos del avión de Manises aseguran que la tripulación sí que llevaba mascarilla. Aquí, la razón es que contra el humo solo está el equipo de los tripulantes de la cabina y de los pilotos, es lo que se llama "cara cubierta" para actuar en un avión en caso de emanaciones de humo. Se trata de equipos portátiles, pensados para que el personal pueda evacuar al pasaje.

Ya que cuando el humo inunda la cabina, los pasajeros deben seguir las instrucciones de la tripulación. En este caso, el incidente ocurrió pocos minutos antes de que el avión aterrizara, y esto facilitó el desalojo de los viajeros. Según los expertos, el tiempo desde desde que salta la alerta, hasta que todos están fuera, no suele superar los 90 segundos.