Este sábado ha llegado el 5G a España, la quinta generación promete revolucionar la conexión de Internet, pero su implantación por ahora es lenta y no está al alcance de todos los bolsillos.

Para comprobarlo hemos ido a varias tiendas de Madrid. Todas nos dicen lo mismo: "No han llegado las tarjetas 5G". Por si acaso vemos qué móviles soportarán este nuevo sistema, su precio sobre pasa los 1.000 euros y hay pocos modelos.

Todos los expertos avisan de que está velocidad llegará algo lenta aunque será toda una revolución que nos permitirá navegar tres veces más rápido que con el 4G.