Lidl

Lidl quiere replicar el éxito superventas de su polémico robot de cocina con una heladera eléctrica

Lidl está logrando hacerse hueco en la venta de electrodomésticos gracias a productos como su polémica Thermomix que terminó en los juzgados. Ahora sus creadores ofrecen una heladora que pretende replicar ese éxito.

Nueva heladera de Lidl

Publicidad

Lidl profundiza en su estrategia de éxitos vinculados a productos electrodomésticos. El último es una heladera eléctrica de los creadores del polémico robot de cocina de la cadena alemana que acabó en los tribunales.

Con el verano Lidl ha aprovechado para sacar a la venta un producto de los mismos creadores del robot de cocina 'Monsieur Cuisine Connect' que terminó censurada en los tribunales por plagiar a la mítica Thermomix. Ahora lanza una heladora eléctrica para conquistar a los consumidores este verano. Vale 17´99 euros y pretende imitar en éxitos al robot de cocina. Ofrece elaborar sorbetes o helados en 40 minutos.

Se trata de un electrodoméstico ligero, ya que la heladera de Lidl pesa 2,4 kg. Además, esta heladera eléctrica se adapta a todos los gustos, pudiendo elegir entre dos colores: rosa o verde.

Cómo preparar un helado casero con una heladera eléctrica

Preparar un helado casero es muy sencillo, y más aún si se utiliza una heladera eléctrica. En primer lugar, deberás tener a mano todos los ingredientes, que variarán en función del sabor que hayas decidido para tu receta.

Mezcla todos los ingredientes de tu helado casero en un bol gracias a la ayuda de unas varillas. Una vez la mezcla esté homogénea, mete el bol en la nevera durante varias horas (aproximadamente 4).

Pasado este tiempo, llega el momento de coger nuestra heladera eléctrica y agregar la mezcla poco a poco por la obertura de la máquina. Es importante hacerlo cuando la heladera esté en marcha. Déjala en funcionamiento durante al menos 30 minutos y cuando veas que la textura es la deseada, ¡ya estará listo tu helado casero para este verano!

El nicho de los electrodomésticos

Lidl apuesta por productos electrodomésticos que tan buenos resultados le dan en sus ventas. Lo hace a pesar del tropiezo con su robot de cocina que provocó una lucha en ,los tribunales con Thermomix.

En enero la sección especializada en asuntos de Patentes de los Juzgados Mercantiles de Barcelona daba la razón a Thermomix y obligaba a Lidl a retirar su robot 'Monsieur Cuisine Connect'. Se daba por probado que el supermercado alemán invadía la patente del conocidísimo robot alemán. A pesar de que la sentencia incluía una cláusula que obliga a Lidl a abstenerse de importar, almacenar, ofrecer y comercializar máquinas de cocina la empresa sacó otro robot 'Prospero'.