105.856000

Publicidad

Coronavirus

Solidaridad y esfuerzo de empresas y particulares para frenar el desabastecimiento sanitario por el coronavirus

Hay compañías textiles que producen batas y mascarillas o productores de bebidas alcohólicas que embotellan ahora desinfectantes. Pero también cientos de particulares, desde sus casa, trabajan para frenar la falta de material necesario para luchar contra el COVID-19.

En resumen

  • Banco Santander dona 2 millones de mascarillas a los profesionales sanitarios
  • SEAT trabaja en la fabricación de un respirador homologado
  • Renault está ayudando en la producción de pantallas protectoras

La emergencia sanitaria del coronavirus está transformando la actividad de muchas empresa que se han reconvertido para fabricar material sanitario o que están adoptando medidas solidarias para ayudar a la sociedad.

Hay compañías textiles que producen batas y mascarillas, productores de bebidas alcohólicas que embotellan ahora desinfectantes, bancos que donan mascarillas. También cientos de particulares arriman el hombro para frenar la falta de material en los hospitales.

Grandes empresas que hacen esfuerzos solidarios

El objetivo es que, cuanto antes, todo ese material llegue a los hospitales. En conseguirlo se están volcando las grandes empresas de nuestro país. El Banco Santander acaba de anunciar que va a donar 2 millones de mascarillas para los profesionales sanitarios. Y que además no hará un ERTE a sus empleados.

SEAT se suma al esfuerzo. Donde hasta hace unos días se fabricaba coches con total normalidad su actividad era la normal de un fabricante de coches. Pero hoy todo ha cambiado. Seat trabaja en un prototito de respirador que -puesto que es material sanitario- tiene que estar homologado.

En Renault también se ha puesto manos a la obra para ayudar. Están enfocados en la fabricación de una pantalla protectora para los sanitarios.

En Barcelona un grupo de empresas de la zona franca se ha unido para fabricar material a gran escala.Ya lo hacen con un respirador que va a homologar la Agencia Española del Medicamenteo.

Particulares que donan esfuerzo y recursos

Pero la solidaridad no llega sólo de los grandes. Luis tiene un bar en Segovia y su casera le ha perdonado el alquiler.Él se lo agradece públicamente y pide que cunda el ejemplo y la solidaridad se hace "tan contagiosa como este dichoso virus".

Solidaridad también de muchas personas que ofrecen una habitación en sus casas a los sanitarios que llegan voluntariamente de zonas menos afectadas a las comunidades que lo están pasando peor. Rebeca es una de ellas, una enfermera tinerfeña que se refiere a sus caseros como "héroes sin capa, que ofrecen piso y comida".

Son grandes gestos, vengan de donde vengan.