106

Publicidad

Empresas españolas

Las empresas españolas se reinventan para hacer frente al coronavirus

Mientras el coronavirus contagia a muchas empresas españolas, otras tantas luchan por sobrevivir reinventando su producción frente a la pandemia.

Los pronósticos para las pequeñas y medianas empresas españolas no son optimistas. El coronavirus ha contagiado también al sector, que lucha cada día por sobrevivir ante las restricciones y las consecuencias de la enfermedad. La otra cara de la moneda se encuentra en aquellos negocios que se reinventan para hacer frente a la pandemia.

Fabrican jeringuillas, mascarillas o respiradores. Incluso abastecen con este material a otros países. Son aquellas empresas que han decidido echar un pulso a la pandemia y destinar su producción a la fabricación de bienes sanitarios que, ahora mismo, se han convertido en esenciales.

Una empresa madrileña que trabaja contrarreloj para la producción de respiradores, algunas de origen gallego que confían en la fabricación de jeringuillas especializadas u otras que producen mascarillas en tiempo récord para abastecer tanto a nuestro país como al resto del mundo. Defendiendo la marca 'Made in Spain', unos pocos negocios han optado por fabricar productos que se adaptan a la pandemia.

Empresas españolas que luchan contra el coronavirus

Un ejemplo es Hersill, una empresa destinada a la fabricación de respiradores en Móstoles. El negocio madrileño salvó a España de la primera ola del coronavirus, llegando a fabricar 100 unidades de este material sanitario. Según cuenta su director, Óscar M. Jordan, su plantilla aumentó en 70 nuevos empleados, lo que permitió la fabricación de 5.000 respiradores y la duplicación de sus ventas.

A esta intensidad de trabajo se suma la empresa BD, con sedes en Huesca y Madrid, dedicada a la fabricación de jeringuillas. Son las que se recomiendan para vacunar contra el coronavirus y poder aprovechar al máximo las dosis que se extraigan de los viales.

Ignacio Barcala, del comité de dirección, cuenta a Antena 3 que ya han comprometido "25 millones en España y, aún así, hemos invertido 1,5 millones en aumentar las líneas de producción. Trabajamos las 24 hora del día los 7 días de la semana", puntualiza.

Esta misma situación la vive una empresa vasca encargada de la elaboración de millones de mascarillas, repartidas en todo el mundo. O la gallega Ditex, comprometida con la fabricación de las gomas de este producto. "Es donde más hemos notado el incremento en ventas, cuenta Javier Diéguez Amendáriz, comercial.

Estas pocas empresas son un ejemplo de como algunos negocios españoles se enfrentan al coronavirus adaptando su producción y distribuyéndola por todo el mundo.

Publicidad