MÁS DE 200 COMPAÑÍAS ESPAÑOLAS EN CUBA

La muerte de Fidel Castro abre un amplio abanico de posibilidades económicas al comercio con Cuba

Desde España se mira a Cuba por motivos económicos. Sólo en el sector hotelero, el 60% de las instalaciones en la isla son españolas. Los empresarios de nuestro país esperan que esta relación comercial con la isla vaya a más, aunque saben que la apertura económica seguirá siendo lenta.

Publicidad

La muerte de Fidel Castro dará un empujón más al cambio económico en Cuba. Es lo que esperan los empresarios españoles como José Luis Bonet, presidente de la Cámaras de Comercio de España, quien cree que "la transición puede acelerarse porque Cuba quiere normalizarse". Una transición, según dicen, que llevará su tiempo y no será rápida, pero España tiene una posición privilegiada en la isla.

España es el primer inversor extranjero en Cuba y su tercer proveedor. José Manuel García Margallo, exministro de Exteriores, cree necesario utilizar esta ventaja. "España tiene que saber que el momento es ahora. Tenemos que emplearnos a fondo".

Unas 250 compañías españolas ya están instaladas en Cuba. Agustín Manríquez, de la Confederación Canaria de Empresarios, ve un amplio abanico de oportunidades en Cuba. "Es un país con enormes carencias en infraestructuras, en el sector sanitario, en el sector turístico". De hecho, seis de cada diez hoteles son de capital español, y el negocio crece cada año.

Publicidad