120.00

Publicidad

Levanta la cabeza

La forma de ser mayor ha cambiado y muchos productos se adaptan a los 'consumidores senior'

Los mayores de hoy viajan más, son más activos, salen a comer, a cenar, utilizan más las nuevas tecnologías e Internet. Son un grupo muy atractivo para las marcas y muchos productos ya se están adaptando a la tercera edad. Son los 'consumidores senior'.

Pepa, Claudia, Toñi y Gloria están en Villena. Desde allí dan su clase online de redes sociales.

Algunos cibervoluntarios insisten en que los mayores de la tercera edad tienen una actitud activa frente a las nuevas tecnologías, "ellos se han apropiado de la tecnología y la han hecho suya. Han perdido el miedo, quieren participar más y se han apropiado de esa tecnología", afirma Ester Maestro desde la Fundación Cibervoluntarios.

Y en estos meses de pandemia por el coronavirus muchos se han puesto las pilas. Manolo, por ejemplo, ahora tan pronto paga con el móvil como hace una transferencia desde su casa.

"Ya tenemos más de un millón de clientes senior que utilizan nuestra App. En el último año se han incorporado en este uso, lo que llamamos la libreta digital, 250.000 personas mayores", afirma Jaime Corrales, Director Particulares Santander España.

"Ellos se han apropiado de la tecnología y la han hecho suya"

Uno de esos nuevos clientes digitales es Antonio, un empresario jubilado de 65 años que insiste en que hay que utilizar la tecnología, "pues miro, me han pasado el recibo de la luz, el gas la comunidad, los gastos corrientes del día a día de la casa".

La forma de ser mayor ha cambiado

Por que la forma de ser mayor ha cambiado. Cristóbal es un buen ejemplo de ese cambio de estilo, de aspiraciones y de capacidades tecnológicas de los mayores. Él es un viajero de vocación, escribe, da conferencias y pinta. "Estamos vivos porque tenemos proyectos y es lo que da sentido a la vida, los proyectos", recalca Cristóbal, sociólogo jubilado de 72 años.

La vida de jubilada de Margarita también es muy activa."Esto es Peñíscola, esto una comida de la asociación y esto el Yucatán", nos enseña sus vivencias a través de su álbum de fotografías. "Es que somos unos privilegiados", dice encantada Margarita, técnico informático de 69 años ya jubilada.

Así son nuestros mayores. Porque sin trabajar, con tiempo, salud y dinero, la vida está para vivirla.

Publicidad