Las condiciones laborales y económicas no sólo afecta a la cesta de la compra. También afecta al entorno familiar.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra cómo en siete años la edad de una madre primeriza se ha visto retrasada desde los 25 años hasta los 40.

En 2010, 9.244 madres tuvieron a su primer hijo a los 25 años. Estos datos contrastan con los del 2017, donde 12.993 mujeres concibieron a su primer bebé con una edad aproximada a los 40 años.

Antena 3 Noticias ha salido a la calle para preguntar a los ciudadanos y todos coinciden en que la precariedad laboral y económica en la que se encuentran actualmente apenas "permite mantenerte a ti mismo" como para "mantener a un hijo".