29.994500

Publicidad

Coronavirus

La cumbre europea más larga de la historia se reanuda esta tarde ante la falta de acuerdo entre el bloque de España y los frugales

España y sus aliados se niegan a aceptar los recortes que quieren el bloque de los países frugales y ello hace que la cumbre europea para el fondo de reconstrucción por el coronavirus siga sin acuerdo y haya que reanudarla esta tarde. | Última hora del coronavirus, en directo

La cumbre europea para pactar el fondo de reconstrucción tras la crisis sanitaria del coronavirus es ya la más larga de la historia después de que se haya vuelto a interrumpir, sin alcanzarse un acuerdo, tras las conversaciones bilaterales durante toda la madrugada para negociar cómo repartir el dinero de la etapa post-COVID-19 y los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se hayan emplazado a una nueva reunión a las 16:00 horas de este lunes.

De una parte están los cuatro países "frugales", Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia, junto con Finlandia cuya postura es reducir la parte de ayudas directas del fondo. En el otro bando se encuentra España y las economías que se niegan a que dicho capítulo sea inferior a los 400.000 millones de euros, que ya serían 100.000 millones menos que en la propuesta inicial.

Pedro Sánchez, se ha atrincherado con sus aliados en la cumbre de la UE, Alemania, Francia e Italia, además está en línea con la Comisión y el Consejo y la mayor parte de países a excepción de los citados y ha rechazado la demanda de que haya más recortes a las ayudas directas del fondo de recuperación europeo tras el coronavirus.

La última oferta de los frugales intentó un nuevo recorte pero se encontró con la defensa férrea de una propuesta ambiciosa, entre otros del jefe del Ejecutivo español.

Los frugales defiendenque el fondo se reduzca en 50.000 millones, hasta los 700.000, y que se divida en partes iguales en ayudas directas y préstamos, lo que supondría 350.000 millones para cada capítulo. Y eso serían 150.000 millones menos en subvenciones directas.

Desde el comienzo de la cumbre, España apenas ha informado sobre el curso de las negociaciones, y Sánchez sólo hizo declaraciones públicas el viernes a su llegada. La delegación española defiende este silencio como parte de su estrategia.

A lo largo de toda la jornada del domingo el presidente del Gobierno participó en muchas de las reuniones a varias bandas de los mandatarios europeos antes de la primera reunión de los Veintisiete, que no comenzó hasta entrada la tarde.

España apenas dio pistas de sus posiciones a lo largo de toda la jornada. Sólo por la noche, tras la propuesta de los "frugales", respondió insistiendo en la necesidad de un plan económico ambicioso y advirtiendo de que el escenario podía cambiar.

Mientras Suecia y Dinamarca se muestran más receptivas a suavizar su postura, fuentes diplomáticas han lamentado que los "frugales" siguen bloqueando la negociación, en particular Holanda y Austria.

Publicidad