Publicidad

Turismo en Semana Santa

La cara y la cruz del turismo en Semana Santa: Éxito en Baleares, pesimismo en la costa del sol

Se espera que lleguen muchos turistas a los pueblos esta Semana Santa, y también muchos alemanes a Baleares, cada vez más. Pero poco se espera en la costa del sol ante las restricciones de movilidad.

Desde que Alemania eliminase las restricciones por la pandemia del coronavirus las reservas en Baleares se han multiplicado casi un 500% en los últimos días. También en rutas con Suiza. Se han duplicado y muchos hoteles están acelerando su apertura. La otra cara es la península, con las restricciones de movilidad pierde el litoral. La Costa del Sol prevé otra Semana Santa para olvidar. El 95% de los hoteles de 'sol y playa' están cerrados.

Sin reservas en la península

Turismo Costa del Sol ha puesto números al "agravio" con Baleares y Canarias en la concesión de ayudas directas por parte del Gobierno, ya que el análisis de una docena de indicadores le sitúan como "segundo" destino perjudicado por la pandemia, por lo que ha exigido una rectificación al Ejecutivo.

Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga y Turismo Costa del Sol, ha cargado contra el Ejecutivo central: "Los datos demuestran que la premisa de la que parte el Gobierno para primar solo a Baleares y Canarias es falsa, malintencionada".

El informe

El informe presentado por Turismo Costa del Sol indica que "si bien Baleares es el destino con mayor caída de su actividad turística (en 2020), la Costa del Sol es el segundo", lo que le sitúa por delante de Canarias en "esta triste clasificación de la ruina", ha comunicado.

El informe aporta datos sobre la la caída en Málaga del turismo, del 57,7%, frente al 39,8% de Canarias y el 51,1% de Baleares, y la estancia media cayó un 33,5% en la Costa del Sol, frente al 28 y 33,3 % de Canarias y Baleares, respectivamente.

En cuanto al empleo hotelero, el descenso en la Costa del Sol fue del 55,2%, frente al 53,1% de Canarias y el 78,9% de Baleares, y en las llegadas a los aeropuertos, Málaga tuvo un descenso del 74,5%, frente al 63,1 % canario y el 77,5 % balear.

Publicidad