25.002500

Publicidad

José Luis Escrivá

José Luis Escrivá anuncia una penalización para las empresas que den de baja contratos en fines de semana y vacaciones para ahorrar cotizaciones

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha avanzado que el Ejecutivo estudia la posibilidad de incluir una tasa que castigue a las empresas que dan de baja contratos en fines de semana y vacaciones para volver a contratarlos a la vuelta del período de descanso para ahorrar el pago de cotizaciones.

José Luis Escrivá ha anunciado que el Gobierno baraja la posibilidad de incluir una tasa de penalización para las empresas que den de baja a los trabajadores durante los fines de semana para posteriormente volver a contratarlos el lunes ahorrándose así el pago de cotizaciones a la Seguridad Social.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha subrayado que se trata de una práctica "intolerable", que también se realiza en los meses de verano, "que no debe aceptarse y que claramente se va a penalizar". "Vamos a establecer una tasa por las bajas de contratos. Estamos estudiándolo", ha señalado Escrivá en un desayuno 'online' de Nueva Economía Fórum.

Coste de los ERTE: 30.000 millones

José Luis Escrivá ha afirmado que todo el esquema de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) puesto en marcha para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus tendrá un coste este año de 30.000 millones de euros, y no ha querido cifrar el gasto que este mecanismo supondrá en 2021 porque dependerá de muchos factores, entre ellos por cuánto tiempo se prolongan los ERTE una vez finaliza su actual vigencia, que alcanza hasta el próximo 31 de enero.

En todo caso, ha señalado que en enero se volverá a discutir con los agentes sociales sobre el marco de los ERTE y su posible extensión, momento en el que ya se podrán tener en cuenta además algunos datos sobre las vacunas contra el coronavirus.

Publicidad