Metro de Madrid

Isabel Díaz Ayuso inaugura la estación de Metro de Gran Vía tras más de 1.000 días cerrada

La estación de Gran Vía del Metro de Madrid ha reabierto sus puertas tras más de 1.000 días cerrada. El acto de inauguración ha corrido a cargo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

En resumen
  • La estación reabre sus puertas totalmente remodelada
  • Es la primera estación de Metro 4.0
Metro de Madrid reabre la estación de Gran Vía con la inauguración de Díaz Ayuso tras más de 1.000 días cerrada

Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, inauguraba este jueves la estación de Gran Vía del Metro de Madrid. La estación tendría que haber reabierto sus puertas en abril de 2019, sin embargo, ha provocado algún que otro quebradero de cabeza. El motivo de este retraso ha sido la aparición, en numerosas ocasiones, de restos arqueológicos. Esto hacía que surgieran complicaciones técnicas, ya que se estaba trabajando sobre infraestructuras antiguas y en un entorno complejo. Ahora, ya vuelve a estar operativa para esos más de 44.000 usuarios que la transitaban y abarca las líneas 1 y 5, tres niveles de paso y una conexión con Metro y Cercanías de la estación de Sol. Se han invertido unos 10,7 millones de euros en estos trabajos de remodelación.

Inauguración de la primera estación de metro 4.0 de España

La inauguración de esta nueva estación ha corrido a cargo de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha estado acompañada por el Consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez o la presidenta de Adif, Isabel Pardo, entre otros. "Este lugar va a reunir parte de la historia de la ciudad, pero también va a ser la primera estación 4.0 de España y es, por tanto, una de las estaciones pioneras de Europa, estoy segura de que Metro de Madrid va a ser testigo privilegiado de la revolución económica, social y cultural que le espera a Madrid en los próximos meses y años", destacaba la presidenta madrileña.

Cambios en la estación

Esta nueva estación de metro de Gran Vía no regresa tal y como se conocía antes de los trabajos de remodelación, sino que presenta algunos cambios. La arquitectura de la estación ha experimentado un cambio radical. Tiene un eje vertical con conexión de los distintos niveles. En el primer nivel se encuentra un vestíbulo, que se ha ampliado con respecto al que ya existía. El de antes abarcaba 900 metros cuadrados y el de ahora 2.000 metros cuadrados. El segundo nivel de paso abarcará un museo con los restos arqueológicos que han ido aparecido en las excavaciones. Por su parte, el tercer nivel acogerá la conexión con la línea 5 y una galería para unir la parada de Metro de Gran Vía con la de Renfe Cercanías Sol. La estación también contará con dos entradas y dos salidas, lo que proporciona seguridad.

Se implantan también cuatro ascensores nuevos y 13 escaleras mecánicas.

Estación 4.0

La nueva estación cuenta también con 14 nuevas máquinas de venta de títulos de transporte, con un diseño moderno que implementa grandes pantallas de visualización, la opción de realizar el pago sin contacto, mejoras de la interfaz y también la posibilidad de ser atendido por los operarios del Servicio de Atención al Cliente por videollamada. Habrá también 17 tornos de entrada, algunos de ellos para personas con movilidad reducida.

Publicidad