Subida precios

La inflación se ceba también con el sector de la construcción: "El efecto arrastre es enorme"

La subida de precios está afectando a todos los niveles en España, y el sector de la construcción no es una excepción.

Publicidad

La inflación está golpeando otro sector fundamental de nuestra economía como es la construcción, con un alza de precios medio de los materiales que supera el 30%. Hay peligro de paralización de numerosas obras, tanto públicas como privadas, de una actividad que emplea directamente a más de un millón y medio de personas.

El sector de la construcción, en jaque

"Lo que más ha subido, sobre todo, es el tema de material de barro, como los ladrillos, cuyo precio se ha triplicado en muy poco tiempo", explica Javier Fernández Calvillo, albañil. Una carestía que afecta, especialmente, a los materiales que precisan de gas o de electricidad para su fabricación.

"Al subir los materiales, hemos tenido que incrementar los presupuestos y los clientes no nos aceptan las obras", afirma Javier. "Se nota que hay menos trabajo y que el cliente está esperando a que la situación se normalice", añade Azahara Rosa, gerente de Azulejos Rosa.

"Clientes que habitualmente consideraban España como un mercado prioritario están buscando mercados alternativos, como la India, Turquía o Irán porque allí los productos tienen un precio más asequible", dice Aída Razzouq, de Comercial Arab & International Service.

La espectacular subida de precios no sólo afecta a la edificación de viviendas, sino que también está causando un gran impacto en las obras públicas. En este sentido, hay concursos que se están quedando desiertos ante la imposibilidad de las empresas de asumir unos presupuestos muy por debajo de su coste real en estos momentos, ya que fueron elaborados antes de la crisis generada por la guerra en Ucrania.

Las consecuencias de la subida de precios

"El efecto arrastre de la construcción es enorme", asevera el presidente de la Confederación Nacional de Construcción, Pedro Fernández Alén, "no sólo en los materiales del sector de la construcción, sino también en textil para vestir las viviendas, la madera para los suelos, los electrodomésticos... Es decir, se enfría la economía española", asegura.

Ante esta situación, el sector solicita un mecanismo de compensación para que no se paralicen las obras en un momento crucial para España. Nuestro país está pendiente de recibir 160.000 millones de Europa destinados a obra pública, con los que se podrían crear 600.000 puestos de trabajo.

Publicidad