Industria textil

Inditex deja atrás la pandemia gracias sobre todo a las ventas de Stradivarius, Oysho, Zara

El grupo ha mejorado en 2021 el volumen de negocio previo a la crisis del coronavirus

Vista de una tienda de Zara, que pertenece al grupo Inditex en una imagen de archivo

Publicidad

El grupo Inditex registró un beneficio neto de 1.272 millones de euros en su primer semestre fiscal (del 1 de febrero a 31 de julio) dejando atrás las pérdidas de 195 millones que se anotó un año antes lastrada por la pandemia de la covid-19 y marcando un segundo trimestre de récord.

El gigante textil basó su remontada, sobre todo, en las buenas ventas de sus tiendas Stradivarius, Oysho, Zara, con las que elevó, en el segundo trimestre (entre mayo y julio) el beneficio neto, las ventas y el resultado bruto de explotación (ebitda) hasta máximos históricos. Precisamente algunos de esos comercios fueron de los más afectados en España por los cierres derivados del coronavirus.

Mejores cifras que antes del coronavirus

El beneficio del segundo trimestre alcanzó 850 millones y superó el listón previo de 2019, antes del estallido de la crisis sanitaria, mientras que las ventas a tipo de cambio constante superaron en un 7% la referencia previa histórica del segundo trimestre de 2019 y llegaron a 6.993 millones de euros.

Como parte de esta recuperación, en la primera mitad de su año fiscal las ventas sumaron 11.936 millones, un 49 % superiores a las de 2020 y a tipo de cambio constante el crecimiento fue del 53%.

Programa de absorción y venta 'online'

Todo ello pese a que las horas comerciales se redujeron un 15% debido a los cierres, limitaciones y restricciones de aforo a causa de la covid-19. En la actualidad, estas limitaciones representan aproximadamente el 2% de las horas comerciales.

Además, el impacto del programa de absorción de tiendas anunciado en junio de 2020 se ha recuperado plenamente en términos tanto en establecimientos como en "online", ha destacado el presidente del grupo, Pablo Isla, en una conferencia con analistas, en la que ha reconocido que la diferenciación competitiva "es mayor que nunca".

La venta "online" a tipo de cambio constante se incrementó en estos primeros seis meses un 36% respecto a 2020 y un 137% si se compara con 2019. El objetivo de la compañía es que el canal "online" supere en 2021 el 25 % de las ventas totales.

Publicidad