Los malos datos de la zona euro y de la economía alemana han marcado la jornada económica. La recesión amenazaba a los mercados financieros y los inversores se refugiaron en los bonos. El Ibex 35, el principal índice bursátil de referencia de la bolsa española, ha cerrado con una caída del 1,98%, hasta 8.522 puntos, una cifra que ha tirado por tierra todos los avances conseguidos en 2019.

Las pérdidas en las Bolsas europeas han sido generalizadas, unas pérdidas que vienen después del avance conseguido el pasado martes por la pequeña tregua comercial entre EE.UU. y China. Las ventas han vuelto con fuerza a Europa y a Wall Strees que abrió la jornada con recortes que perjudicaron los descensos en Europa. La debilidad creciente de la economía alemana se ha ratificado con la retroceso del 0,1% del PIB alemán. Si este dato se repite en el tercer trimestre del año, la principal economía europea habrá entrado en recesión técnica.

La caída del PIB de la Eurozona ha alertado a todas las bolsas de Europa que ha registrado un dato del PIB del 0,2% en el total. El Ibex 35 ha perdido todo lo conseguido en este año, el índice llegó a subir un 11% hasta finales de julio. El Eurostoxx ha caído un 2,17%, el Dax alemán un 2,28% y el CAC francés ha perdido un 2,22%.