Hoteles singulares

El hotel más pequeño de España se inaugurará en los próximos meses en Málaga

El hotel colmena se abrirá en Málaga en los próximos meses. Tiene menos de dos metros de ancho y cabe únicamente una persona.

Publicidad

El hotel más pequeño de España se inaugurará a finales de año en Málaga. El establecimiento cuenta con 20 habitaciones de unos dos metros de ancho y de largo en las que únicamente cabe una persona. Gracias al espacio reducido, la privacidad del cliente es mucho mayor en este tipo de hoteles. Ya ha comenzado a estar presente en algunas plataformas y los creadores planean abrirlo en pocos meses. La idea surgió en Japón y se ha comercializado a otras zonas de Europa.

Hay multitud de lugares donde alojarse. Sin embargo, muchas personas prefieren la privacidad antes que estar abiertos al público. Los hoteles con dimensiones poco comunes han conseguido captar la atención de muchos clientes que optan por tener su intimidad. A finales de año, el hotel más pequeño de la península será el hotel Colmena de Málaga, aunque no es el primero de tamaño menor al habitual que ha tenido España.

Hasta hace unos años, el hotel más pequeño del mundo se encontraba en la Isla del Hierro, en las Islas Canarias, pero su reducida capacidad para alojar a clientes hizo que fuese sustituido por otros dos hoteles de mayor tamaño.

[[H3:Hotel Central & Café en Copenhague]]

En el barrio de Vestebro, de la ciudad de Copenhague, se encuentra uno de los hoteles más pequeños del mundo según el Libro Guiness. Cuenta con una única habitación de 12 metros cuadrados con una televisión de pantalla plana y un baño completamente equipado.

Está rodeado de bares, restaurantes y coctelerías, lo que hace de la ubicación del hotel una muy llamativa para aquellos clientes que les guste la vida animada. Comenzó siendo una zapatería en 1907 y más tarde, en 2013, se rehabilitó y comenzó funcionando como un hotel, además de café.

Ehhausl en Amberg

Alemania se une a la lista de los hoteles más pequeños del mundo con el hotel de lujo Ehhausl. Cuenta con una única habitación, pero el edificio entero está puesto a disposición de los clientes. Tiene una alta demanda de reservas y está frecuentado por parejas de recién casados que quieren pasar la noche de bodas en el hotel.